sábado, 5 de abril de 2014

Epitafio para los que nos esperan, por los que aguardan.

"Nuestra Patria, forjada de sangre derramada entre polvo, libros y olas, permanece y aguarda fiel y serena a su destino universal pues, sus hombres, que ya están en la historia, son nuestro orgullo, nuestra memoria y nuestra garantía. Ni la contingencia de hoy, baja y ebria de venenos, ni el olvido, podrá alejarnos de nuestros mártires, de nuestros próceres, ni disminuir su altura, su sacrifio, o su mérito; sea cual fuere su grandeza allegada al arte, a la ciencia o la gloria. Viva España."