martes, 27 de mayo de 2014

Una historia de piratas… (para niños)




La historia es aquella parte del saber que nos recuerda lo que hicieron otras personas en el pasado.
Algún día nosotros también podemos ser historia, y ser recordados. Algunas leyendas y cuentos del ayer nos hablan de cosas y hechos bellísimos, de personas nobles y justas que hicieron cosas que han servido a los demás y que viven aún en la memoria de los que les amamos…

Había una vez un pirata que se llamaba Misson, surcaba los mares con su barco de grandes velas, llenas de esperanza, los colores de su nave eran brillantes y sus ropas muy elegantes, nunca se emborrachaba ni desperdiciaba ningún momento para mejorar, perfeccionando sus hábiles manos que utilizaba para hacer cosas en su barco, o su cabeza que le servía para pensar en un mundo mejor, con más justicia. Los hombres de su tripulación le respetaban y juntos, sin matar a nadie, empleaban la fuerza para tomar de algunos innobles los tesoros que éstos habían conseguido traficando con cosas malas, esclavos o negocios sucios; después ellos, en secreto-o casi-, las repartían entre todos los desdichados que podían. También liberaban los esclavos y enseñaban a los ignorantes. Así la historia recuerda a Misson como el pirata mejor de todos los  mares y tiempos, lleno de valor y coraje, al servicio de la paz.
Cuando nosotros hacemos algo para los demás, un amigo o un desconocido, somos un poco piratas, un poco el capitán Misson y entonces él -que un día se hundió en el fondo del mar con su barco- puede aparecérsenos para ayudarnos: en forma de libro, de flor, de ola o de pelota, depende de dónde estemos o de quienes seamos nosotros, por eso nuestro grito de unión puede ser Misson!!!!.Y nuestra Esperanza cualquier juego o trabajo que hagamos bien y con buen fin. Dicen que a él le gustaba llevar en el palo mayor de su navío una bandera con la palabra LIBERTAD y que su buque era veloz y hermosísimo y yo creo que lo que dicen es verdad.
Viva el Capitán Misson!!!!!!!

4 comentarios:

  1. Hermoso cuento :)
    Un pirata muy especial, con algo de Robinson Crusoe.
    Y sobre todo con mucho entusiasmo por el humanismo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Viva el Capitan MIsson!, una preciosidad de narración, David, que bonita la libertad, ¿ por qué habrá personas que se la quita a ellos mismos?, no entiendo y nunca lo entenderé.

    Es bonito recordar a las personas que hicieron un Bien por la Sociedad en cualquier tiempo e independientemente de la cuna.


    Saludos. Teresa.

    ResponderEliminar
  3. La figura de Misson es en parte histórica, murió, parece, asesinado por sus propios hermanos de Libertatia (la isla cuya sociedad fundada por él se regía por los principios de justicia y reparto). De él habla Daniel Defoe en su historia de la piratería. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta los cuentos, el de este artículo precioso, ¡ cuánto debemos aprender los adultos y niños de los cuentos y sus moralejas!, nunca dicen mentiras sino verdades, no se debería perder la tradición oral de contar cuentos, sus brujas, sus zapateros, sus hadas, sus lobos, sus caballeros, sus estrellas...sus piratas y navegantes, el mar símbolo de la libertad y de la vida natural.


    Saludos. Teresa.

    ResponderEliminar