sábado, 30 de marzo de 2013

Veritas

Calderón, Gracián, Manrique y hasta Campoamor, aseveraron contundentes que la realidad dependía del que viere: " En este mundo traidor, todo es verdad y es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira", afirma la expresión en el último, más breve Calderón expresa: "En la vida todo es verdad y todo es mentira", dícese desde entonces, casi convertida en refrán la cita, cuando quiere indicarse que el sujeto, por naturaleza, excluye lo absoluto.
Sin hablar de Filosofía, en cuyos referentes hallaríamos versiones permanentemente enfrentadas, desde el subjetivismo clásico al trascendental de Kant, contrapuesto al mismo, es curiosamente de la mano de las Ciencias, por donde más euforia ha tomado la duda.
El paradigma de la indeterminación, y el del relativismo,- este a mi juicio, torpemente entendido, y el primero ni por asombro inmaginado-, parece dar la razón al clásico.
Yo matizo, observando como cambian las cosas según la escala, y según el estímulo, a la luz del entendimiento propio, -que no sé si es el ajeno-, que, a voz de pronto, me inclinaría a considerar cierta tan escabrosa maraña, mas por los principios de la lógica clásica: de identidad, de exclusión del término medio, de no contradicción y de razón suficiente, dudo de la duda.
Debe de existir la Verdad. Pero no sé demostrarlo. Las apariencias engañan, pero la Verdad no. Lo deduzco.
Así hago mía la expresión de Santa Teresa, y de San Juan de la Cruz, en cita libre: "La Verdad no muda".

Cientifismo (transcripciones de un foro)


Cientifismo 


En mi opinión, los temas de política, de religión, cualesquiera, pueden, en teoría, ser tratados con rigor, con respeto y hasta con el método científico. Muchas ciencias aceptadas, como en la que yo ostento título, -ciencias de la educación- tiene , siempre en mi modesta opinión, más que ver con "las minas" que con la ciencias. Y debiera mejor ser adscrita a otro redil.Pero esto es hilo de otro carrete. Como de otro carrete es la Licenciatura en ciencias religiosas , base académica de los sacerdotes católicos españoles, que ya no son licenciados en Teología si no en eso. Confuso panorama.
De joven leía a Teilhard de Chardin, me gustaba. De mayor he escuchado críticas cruzadas sobre su obra, desde consideraciones heréticas, a otras visionarias. Yo lo encontraba original. Me gustaba el intento de conciliar la Paleontología con la Fe, la Fe- Católica claro, con la Evolución, para acabar en una idea, quizá anatema, pero originalísima, de un ser creador también en evolución, y conservando los mismos atributos teológicos. Creo que el Padre Chardin, inspiró a S. Dalí algunas de sus mejores obras sobre temática científico-religiosa, él las llamaba Hiperrealismo metafísico.
 Para los creyentes Dios seguirá estando, para los que como yo, carecemos de Fe, tomaremos de ella las Virtudes.!!

Solo hay una cosa que tema más que el pensamiento dogmático: el Cientifismo, que a veces, contagia de los males que la ciencia pretende evitar y/o combatir.

Para que quede meridiano, refiero íntegra, la siguiente cita de Marañón:

El cientifismo quiere decir alarde excesivo de una ciencia que, por lo menos en esa pretendida proporción, no se posee. Y como la exageración de la realidad es la caricatura, podría decirse que el cientifismo es la caricatura de la ciencia.

El cientifismo, del que no hace mucho dijo cosas de inapelable exactitud Ortega y Gasset, no corresponde, en contra de lo que alguien ha dicho, a ninguna de las variedades que describió Cajal entre las «enfermedades de la voluntad» que pueden atacar y destruir al hombre de ciencia. En su tiempo, el cientifismo era poco conocido aún. Participaba el cientifista, tal vez, de los rasgos del hombre intelectual, que Cajal llamó «teorizantes», y también de los «bibliófilos y políglotas»; pero no es enteramente como ellos. El cientifismo es, repito, la exhibición y la valoración indebidas de un conjunto de datos que parecen ciencia y que, a veces, lo son en realidad. No se trata, entiéndase bien, de inventores de cosas que no saben. El cientifista sabe muchas cosas; el ser cientifista a la perfección no es empresa banal. El quid está en que el cientifista da una categoría dogmática, excesiva y sin crítica, a todo su vasto saber, abusando de su posición y de su crédito, para hacer comulgar a sus discípulos y oyentes con ruedas de molino.

Gregorio Marañón.
Cajal. Su tiempo y el nuestro. A. Zúñiga, ed., Santander-Madrid, 1950. p. 89.

LA POSTURA DE THUILLIER Y EL TRASFONDO IDEOLÓGICO DE LA CIENCIA.
Ensayo
por PEDRO ZAVALA VIVAS
Febrero 2011
TRABAJO FINAL PARA LA MATERIA DE EPISTEMOLOGÍA.
TITULAR DE LA ASIGNATURA: MAESTRA ILEANA ROJAS REYNOSA.
CARRERA EJECUTIVA DE PSICOLOGIA
UNIVERSIDAD DEL VALLE DE MÉXICO

“Pierre Thuillier nos señala el trasfondo filosófico, religioso y político-social de la ciencia. Se descartan así las concepciones ingenuamente asépticas y puras de la misma. La ciencia pertenece a la vida humana y no se puede desvincular de ella. Incluso estos factores influyen decisivamente en su misma estructura interna.
La atención a estos factores psico-sociológicos ha hecho surgir una serie de estudios de crítica ideológica y sociológica de la ciencia, que ya no se pueden desconocer a la hora de abordar los problemas epistemológicos.”
completo aquí:

http://actuacionteatral.obolog.com/postura-thuillier-trasfondo-ideologico-ciencia-1461882

viernes, 29 de marzo de 2013

Borges como excusa (Transcripciones de un foro)



Un contertulio amigo, me decía que desagradaba de Jorge Luís Borges por encontrarlo poco humilde, y otros criterios de personalidad.
Le respondía yo que los criterios ad hominem, no son adecuados, sosteniendo que Borges, literariamente, fue un autor excelente. El poeta es excelente. Su prosa es excelente.
Añadiendo:
"..Y aquí está el problema: mis criterios de valoración artística refrendan categorías concretas de valoración no sujetas al gusto. La crítica moderna no hace esto. No merece la pena seguir este camino, ya sé que no coincidirá nadie, o pocos, con él. Pero yo no lo pretendo tampoco. En la Universidad, citar a Jesús, a Borges, o a Dalí, era condición segura de escándalo. Citar a Picaso, a Marx, o a Rousseau de éxito.
Entiendo que no guste. Eso es opinión. Lo otro, es un hecho, admite demostración.
Le expliqué además, que este proceder sistemático (referido a los argumentos ad hominem), a mí me agota, y es al que hago referencia cuando hablo de la  autocensura que practico de común, para no empozoñar más el ambiente. Subyace, en estas formulaciones, el acervo tácito ideológico.
No deseo debate de ideologías.
Paralelamente me interrogaba:
¿Qué es realmente  lo que desagrada de Borges? ,
¿Qué no es vulgar?, ¿Qué no es pobre?, ¿Qué no es Peronista?, ¿Qué vivió y murió en Suiza?,
¿Qué su literatura no es "social"?.
Ignoro si tenía ideología, no me gustan los argumentos sujetos a la misma, no es aquí el lugar para argumentar ad hoc este punto, en todo caso esto son consideraciones a la persona ."
-¿Qué es humildad? .
Procede y va una frase, de archivo propio:
"Lo que no es vanidad, es imprudencia".
Me pregunto si ahora mismo he sido vanidoso, o imprudente, o ambas cosas a la vez.

jueves, 28 de marzo de 2013

Teorema de Rousseau.








Teorema de Rosseau.

Las artes, las letras, las lenguas, la música y las ciencias, son artificios, los artificios son vicios, evitando los vicios se obtiene virtud. 



Presupuestos:
-Los artificios son vicios.
-Evitando los vicios se obtiene la virtud.
Corolario1: En la medida  que un  sistema educativo  evite el conocimiento artificioso surgirán hombres virtuosos.
Corolario2: Dado el enunciado, el único conocimiento virtuoso, es o el instintivo, o el bucólico.





Afirmación teorética:

La organización social ideal  que emane de la Educación global en base a los principios precedentes, tendrá por consecuencia el reencuentro con la Naturaleza, al amparo de la cual florecerá una sociedad justa y virtuosa.


Demostración de la invalidez lógica: El estado "natural "al que apela Rousseau para validar su tesis y establecer su paradigma " de reencuentro" no ha existido nunca, y si ha existido no puede demostrarse. La categorización de artificios es simple, inconsistente y niega la propia condición humana. La Naturaleza, no es buena ni es mala per se.

Demostración de  la invalidez práctica (para hoy y aquí): Según el ministro de educación: la sociedad española, (educada en base al principio roussoniano), es la mejor formada de la historia.
Evaluada en conocimientos, es de las más pobres de Europa, la ausencia de virtud, no obstante, es de las más altas del continente.

Queda demostrado que la  formación roussoniana  produce ausencia de conocimientos pero no desarrolla virtud. El teorema es falso.Virtud y Conocimiento, ya escrito en mayúsculas, no se oponen, se deben.
Pueden existir concurrentes, o en oposición.

Los sistemas educativos occidentales forman en base a los principios de Rousseau, por tanto dan por válidas sus premisas y sus consecuencias, y mis demostraciones son inútiles.

Consecuencias del ideario educativo de Rousseau:

1.Sistema educativo universal, condicionado por el Estado, alto en costes, desorganizado y contradictorio. Produce hombres de escaso conocimiento y virtud.

2.Paralelamente, un sistema solapado, caro y elitista, forma en conocimientos puntuales profundos.

3.En ambos casos se relativiza la virtud. Las formas "tradicionales" de Moral, son combatidas, incluso -es frecuente-, por los que se consideran sus depositarios y afirman pretender inculcarlas, se hace  operando entre la confusión y la asfixia, el interés y el vicio.

4.Siempre habrá hombres virtuosos, la excepción confirma la regla.

5.Las formas de conocimiento sin virtud son, generalmente, las que devienen clases dirigentes, les ayuda la estrategia asertiva y les libera no tener trabas  ni límite moral. Las de virtud sin conocimiento, no prosperan, les pasa como a las buenas intenciones, siempre llegan tarde. Las de virtud con conocimiento, son objeto de persecución, la muerte civil, o el hastío acaba con ellas.
Las de sin conocimiento y sin virtud, son ideales para los intereses de las primeras, son propensas a la rebelión con acerbo, y sin acervo, son indispensables para que todo parezca que cambia mientras permanece.
En este sentido nuestro sistema educativo es un éxito, pues mientras siga instruyendo la forma dirigente en base a principios roussonianos, se obtendrán bajos índices de conocimiento y ausencia de virtud.
(Teorema del sentido común). Lo que asegurará largo tiempo,a los astutos, seguir en el usufructo y  en el status quo, cuya legitimidad intenta justificarse en la democracia como régimen.

6.El colapso social vendrá, irremediablemente, por problemas de connivencia entre los últimos y los primeros, cuando los sin conocimiento y sin virtud, puedan acceder al mando o a partes fundamentales del mismo.

Es la situación actual. El ocaso de una civilización.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Científicos aficionados, científicos profesionales (transcripciones de un foro)




El término "profesional" y "aficionado", suele y puede referirse a criterios gananciales más que competenciales.
Lo que ocurre es que las cosas pueden hacerse solamente de dos maneras, bien o mal. Y las otras, o sea, las que pueden hacerse medianamente bien, no dudéis, están mal.
Cierto es que en el garaje de casa, es difícil montar un accelerador para encontrar no sé qué..Pero no es menos verdad que las aportaciones clásicas al Saber, han sido hechas por personas ajenas, muchas veces, al entorno "profesional" o como mínimo en ámbitos profesionales "no propios".
Supongo que pudiere ser que la acomodación devenga el principal escollo del que no espera ya más que una nómina creída segura.
Como asevera el refranero vernáculo y traduzco, pasa entonces que: "Los árboles esconden el bosque", que en buen castellano también suena y se entiende, como aquello que siendo parte esconde el todo.

La cuestión dilucidada excede la condición adjetival del título. La relación difícil entre "profesionales y aficionados" debe considerarse una consecuencia más que una causa. Además, insisto también en reafirmarme en que estas categorías funcionales, lo son, por nómina más que por formación. Yo soy pedagogo, y al amparo del título de licenciatura debería considerarse mi aptitud demostrada y refrentada profesionalmente en el ámbito educativo. Sería pues yo un profesional. Pues no es así. Lo que determina la profesionalidad es cobrar por el ejercicio de la función, por tanto la percepción de un diplomado en ejercicio docente es, socialmente considerada más profesional que la mía aun siendo su formación menor y su experiencia escasa. Ese es el brete a resolver.

Las relaciones humanas, vienen condicionadas por muchos factores, entre los cuales son socialmente muy determinantes los roles. En un estado ideal de circunstancias, rol es identidad, en un sistema imperfecto, rol se asemeja a identidad, en el nuestro, rol no garantiza identidad. Podría extenderse el matiz Ad infinitum , considerando todos los matices y perseverancias de las identidades y los roles, sería una tarea tan absurda como ardua. Detrás de casi todo está el dinero o el interés por el dinero, considerando "el poder" una forma de ganancial, quizá no monetario pero sí fiduciario y como tal sujeto a las leyes imperativas en la formación del "parece" que es en definitiva la condición sine qua non de un rol. Remite mi tesis al Hamlet, en tanto se interroga allí por la identidad del yo: Ser o no Ser.(Mayúsculas obligan)

Las personas cuya seguridad estriba en creer tener la nómina sustentada en firmes garantes, tienen "tics" muy concretos. Como concretas las Parcas son, y más difusas las Gracias.
Ese es, a mi modo de ver, "el problema". No es tanto el qué. ni tan siquiera el cómo, mas sí , el quién, el dónde y el porqué.
Los "institucionalizados", públicos o privados, si son mediocres temen, si temen rehuyen, si rehuyen se encriptan.
La mediocridad mengua los resultados y eleva las desconfianzas. Si no son mediocres es mas fácil la relación.
Es considerado lo anterior válido para personas con aptitudes sociales comunes (nótese que me guardo de decir normales), en caso de desórdenes más o menos severos de la capacidad objetiva de relación, ya no me atrevo a especular.

A mi juicio, falta oficio.

Ortografía y otras normas



Últimamente, me parece, que es de general incumplimiento , en demasía, la norma básica de expresión que garantiza, si se cumple, la posible comprensión de un texto: La Ortografía. "Orto", por recto, y "grafía" por escrito, se dice pues de lo que se ajusta a canon y a deber en lengua escrita.
Escribir con faltas de ortografía, es una falta de educación hacía uno mismo y hacia los demás.
Como veo que muchas veces, personas que escriben con tres o cuatro "garrafalidades" por renglón, apelan a libertades expresivas como bien supremo, yo apelo a la Norma, y al respeto como condición "sine qua non" para la vida ordenada y civilizada. La Historia, se dice, empieza con la palabra escrita, y con ella surge, por necesidad, la Gramática. El verbo, el sustantivo, el adjetivo, o el pronombre, debe y quiere ser escrito como es debido.

Mas benévolo me muestro con las gramaticales, erratas viles que cual hordas permean nuestros hábitos expresivos, son más difíciles de corregir, pero nadie puede excusarse de escribir así, por ejemplo: "haver si bienes que a yamado a la puerta el vurro" En lugar de: A ver si vienes que ha llamado a la puerta el burro".

Las faltas de ortografía, emborronan, molestan y no son preceptivas. Además, no entiendo cómo habiendo correctores automáticos, no se ceja de una vez en tan funesto hábito, que cual natural disposición, se tolera sin repulsa. Pues va la mía, de repulsa digo.Pero yo me atrevería a ir un poco más allá, creo que esta relajación de las Normas básicas de convivencia, procede de una connivencia que no ceja ante cualquier conveniencia para apartarnos de la convivencia.
Apostillo, sin convivencia no hay Ciencia. Sin Normas no hay Libertad. Babel.

Creo que nuestro sistema educativo y formativo ha sido y está siendo,un rotundo éxito, pues ha alcanzado muy notablemente los objetivos deseados.-Mi interpretación descriptiva, nominal y aseverante, no es cínica, ni es un sofisma, es una afirmación , casi de rango teorémico, pues admite demostración, y presume postulados. Yo le llamaría: "Teorema de Rousseau".-

Yo me revelo, rebelándome. O si cabe, me rebelo revelándome.

Es que el tema de fondo, es un tema de Ciencia, es la misma base sobre la que se sustenta todo el edificio metodológico de la misma.
Muchos fracasan en matemáticas, por no saber escribir caligráficamente bien, me decía hace poco un profesor de dicha asignatura.
El tema de fondo es, considerar necesario , en el proceder público y privado de un paradigma que incluya y testifique :
orden, excelencia, método, límite, constancia, sacrificio, deber, disciplina, ética, mérito y rigor.
Versus: desorden, vagancia, inconsistencia, inconstancia, caos, oportunismo, latrocinio, indisciplina, fraude, amoralidad y abuso. O bien considerar que es completamente irrelevante.

En el primer paradigma cabe y prospera el Conocimiento, en el segundo, ¿Cree alguien qué también?
Los síntomas identifican la dolencia.

El caso es que tanto salfumán en gramática produce pérdida de vocabulario, escasez de recursos expresivos y languidez, venenos que inoculados por doquier, producen efectos muy claros que todos padecemos.
Hablar bien no da lo mismo que hablar mal, y es más, desconfío de quienes crean que todo esto es "una mareada de perdiz" de un servidor, siempre dispuesto a la letra, "¡Y un jamón, y que se sirva con chorreras!", vamos que no, que ya estamos hartos de tanto abuso.
Además, sin letra no hay Ciencia que valga, a ver si se entiende caramba. Se habla de Plotino, como si fuese un Neutrino, y de un Protón como de un aluvión. Mucho sabio pajarero, es Papageno de mal agüero.
Tan importante es la Palabra, que la escribo en mayúscula por ser usada como concepto, no como sustantivo común.
La demarcación entre el que está instruido o no lo está, pasa por la palabra analfabeto, como letrado -por letra- se denomina al que de leyes tiene licencia, que quiere decir abogado. Al principio fue el Verbo, así empieza un canónico no sinóptico, para adentrarse en la narración. Si cocinar hizo al hombre, no hay cocina sin letra, ni palabra sin receta, ni caballero sin salero.

Bueno, Laus Deo, por suerte no tengo hijos.

Un documental sin documento.





Triste me parece, y denuncio - entiéndase que anuncio con enfado-, por decir, pues sé que nada cambiará, algo que me parece muy inadecuado.
Feliz estaba yo con la adquisición del documental "El misterio de los cristales gigantes", producción de Madrid Scientific Films dirigido por Javier Trueba y presentado por Juan Manuel García Ruiz.
http://www.elmisteriodeloscristalesgiga ... ula_1.html
Al visionarlo, entre otros defectos más opinables -y por tanto me abstengo de mención-, hay uno de hecho, que va "contra derecho" y es la base por la que echo el documental a la basura.
Se muestra una escena de la biblioteca del Instituto geológico y minero de nuestra capital, (IGME) , sito en Ríos Rosas, creo, (el museo sí lo reconocí), en el cual se muestra un libro, base bibliográfica de documentación, que sin nombrarse por la desiderata -primer fallo- sí se observa por una página a la vez que se muestra una lámina aseverando un contenido base del posterior desarrollo y supuesto fundamento documental del mismo.
Puedo asegurar que reconocí el libro, se trata de la Cristalografía de D. Ismael Roso de Luna, y la página mostrada no contiene ni la lámina ni la referencia que el documental impone. De este libro hay dos ediciones, poseo las dos, y además, es un libro de Cristalografía , no de Cristalogénesis, lo que hubiese convertido en muy extraña -por inusual, en este tipo de tratados- la información supuestamente contenida en él.
Este tipo de recursos son los que desacreditan científicamente un material.
Si se pretende hacer puramente ficción, indíquese, como es preceptivo, pero no publicítese en entornos y en medios de cientificidad expresa y manifiesta.
Han estado haciendo una propaganda y unos visionados en centros diversos, me consta, con la solidez de estar proponiendo un material de divulgación científica de calidad, tanta tiene que escasea al primer embite.
A mí no se me pasan estos detalles!!! Es tratar de necio al espectador, o es que creen que ya, gracias a los maravillosos planes educativos, no hay en España personas que podamos reconocer un libro por una cubierta y una página.

Menos mal que no estaba en ningún visionado (se me invitó a uno) , pues en el coloquio arde Troya, como me llamo David que arde.
Nada que ver con otros similares realizados en otros países, creo galo uno muy superior, llamado "La cueva de cristal" aunque en el mismo aparecen profesores Españoles, Italianos y Franceses.

Me da pena, y rabia.
Si me he equivocado yo, y se me demuestra, pediré disculpas públicas y tomaré las medidas oportunas.

Ellos aducirían, me imagino, que es una cuestión menor, y que en ningún momento mencionan el libro.
Pero de eso mismo me quejo yo ¿Tanto cuesta explicitar la bibliografía? Pero, me temo lo peor, desde que el libro en particular esté escrito por un "enemigo" de conjuras o que simplemente no exista como tal.
Está de moda tratarnos de imbéciles, se permiten decir..."Para que se entienda...", O para que todo el mundo comprenda..." ¿O sea que los que ya comprendemos no somos de este mundo?.
O vete tú a saber. Pero en todo caso yo he encontrado el hecho, su calificación, por ventura, no me corresponde más allá de la opinión de sujeto, a mi modo y con legales licencias, sería dura y traería consecuencias, pero no me cabe duda que al documental le darán premios. Por fortuna, mis modos están enterrados bajo siete llaves, con siete sellos, y tres adjetivos perversos, que omito para no calentar.
Toda esta manía de efectos especiales, y teatrales en documentales de divulgación científica, me recuerda otra, que consiste en adecuar la Ópera al público y no el público a la Ópera, así Don Juan, de Mozart, acaba siendo un drogadicto, y el comendador su camello, o Electra se ambienta en Nueva York, y todos los críticos asienten y declaman.
Ignorancia vestida de toga. Impiden que prosperen los principios que las mismas instancias que los subvierten dicen pretender inculcar.
Consecuencias del Teorema de Rousseau


El Infierno en España ll (transcripciones de un foro)



Facit indignatio versum.
Sigo, hablando del infierno, como metáfora claro, pues el averno de hoy será la gloria del mañana, si remedio no se pone, y no se pondrá. Lo sé.
Sigo, por seguir y por encontrar en el gerundio razón de ser, y por obligarme Nobleza, que callar hace al villano, si la verdad omite.
Hechos, oprobio el anatema. No es opinión, es, del verbo Ser,en su acepción semántica profunda.
Es tragedia. Es Miseria. Ser, no es estar.
Sea el universo:determinado, relativo, causal, sin causa, azaroso, caótico, o como quieran, ninguno de nosotros escapará a la muerte; no solo de pan vive el hombre, y nuestras causas no son menores que las de los sacrificados. Luchar es vivir. El conocimiento es una forma superior de lucha, contra uno mismo, básicamente. El legado a nuestros jóvenes es nuestra grandeza o nuestra ruina, esta es la razón que me obliga.

Pongo cuatro ejemplos, cuatro; tres son Parcas, y la otra no es Gracia. Cabrían más, tantas como Musas encontraría sin dificultad, todo un Panteón de catástrofes podría aducir. Pero ya sobran, cuatro son multitud donde no debería ninguna.
Consecuencias, todas, del Teorema de Rousseau. Hijas, si se quiere, hacer metáfora lírica.
Gustándome acompañar de música mis intenciones, tentado estoy de un Réquiem, pero lo he propuesto tantas veces que quizá será mejor dejarlo, propondré melodrama:

http://www.youtube.com/watch?v=PH4gJWCV-8U

La negación de Don Juan, a las fatuas pretensiones del comendador, que le solicita desdecirse, pueden significar en nuestro tema, la rebeldía con causa, que estimo procedente al tema de complicidad e infierno, sin más consideración ética.

http://www.elmundotoday.com/2010/07/el-85-de-los-jueces-espanoles-no-sabe-que-significa-con-la-venia-senoria/

http://www.eldigitalcastillalamancha.es/articulo_opinion.asp?idarticulo=128486&idfirma=&lugar=&ant=

http://www.teinteresa.es/educa/Solo-universidades-espanolas-mejores-mundo_0_756524951.html


http://www.muyinteresante.es/historia/articulo/el-ranking-de-los-paises-mas-corruptos-del-mundo




S.S.S, con sincera voluntad manifiesta,de errar en el pronóstico.
El Infierno en España l (transcripciones de un foro)




 Ya me repito, ya he enunciado por activa y por pasiva los derrotes que , a mi entender, va tomando la sociedad Española. En otro hilo, se me ha llamado ultraconservador, adjetivo que no atiendo, por ser de argumentación semánticamente confusa. No quiero entrar en polémicas.
No se puede separar la realidad, entendida desde todos sus prismas, de la Ciencia, pues esta viene determinada por aquella. Dicho en Román Paladino:la Política y la Ciencia pertenecen a categorías diferentes, y en teoría son objeto de desligamiento conceptual, y procesal, pero solo en teoría. La organización para que todo funcione debidamente, presupone un estado de desarrollo social que en España hoy no se da. Y si se da, que se me aclare como pasa lo que pasa, calamidades,que son HECHOS, no opiniones. Clamo en el desierto, lo sé. Y sé más cosas, muchas más cosas, las podría decir, pero no lo haré, estoy cansado.
Amo a España con toda mi alma, y veo como la villanía avanza por doquier, y cuando intento hacerle frente, me encuentro de bruces. Hice una predicción global, hace 20 años, de la España de hoy. Acerté en todo. En todo, doy mi palabra, como acertó Gonzalo Fernández de la Mora, a quien debo gran parte de mi ilustración en el particular. Me importa ya un bledo ser considerado blanco o negro, soy rojigualda. Dejé la docencia cuando me sentí cómplice por acción u omisión.
 En mi vida he sido cobarde, me he equivocado y he tenido que pedir disculpas muchas veces, pero en mis últimos 15 años mi conducta ha sido todolo ejemplar que he sabido.
Ahora no tengo miedo, a nada ni a nadie. Sé lo que pasará.

Por cierto y aprovechando la coyuntura, que la Semana Santa os sea grata y próspera, que la llenéis de ocio, de trabajo o de Sentido Cristiano, a vosotros os incumbe, pero de todos modos, os deseo lo mejor; mas atendiendo a los problemas Patrios, prepararos para lo peor, será lo más sensato.

Bibliografía:

EL POLITICO Y EL CIENTIFICO ,MAX WEBER, ALIANZA EDITORIAL, 2005
El Crepúsculo De Las Ideologías. Gonzalo Fernández De la Mora, Rialp, 1965.