miércoles, 27 de marzo de 2013

El Infierno en España ll (transcripciones de un foro)



Facit indignatio versum.
Sigo, hablando del infierno, como metáfora claro, pues el averno de hoy será la gloria del mañana, si remedio no se pone, y no se pondrá. Lo sé.
Sigo, por seguir y por encontrar en el gerundio razón de ser, y por obligarme Nobleza, que callar hace al villano, si la verdad omite.
Hechos, oprobio el anatema. No es opinión, es, del verbo Ser,en su acepción semántica profunda.
Es tragedia. Es Miseria. Ser, no es estar.
Sea el universo:determinado, relativo, causal, sin causa, azaroso, caótico, o como quieran, ninguno de nosotros escapará a la muerte; no solo de pan vive el hombre, y nuestras causas no son menores que las de los sacrificados. Luchar es vivir. El conocimiento es una forma superior de lucha, contra uno mismo, básicamente. El legado a nuestros jóvenes es nuestra grandeza o nuestra ruina, esta es la razón que me obliga.

Pongo cuatro ejemplos, cuatro; tres son Parcas, y la otra no es Gracia. Cabrían más, tantas como Musas encontraría sin dificultad, todo un Panteón de catástrofes podría aducir. Pero ya sobran, cuatro son multitud donde no debería ninguna.
Consecuencias, todas, del Teorema de Rousseau. Hijas, si se quiere, hacer metáfora lírica.
Gustándome acompañar de música mis intenciones, tentado estoy de un Réquiem, pero lo he propuesto tantas veces que quizá será mejor dejarlo, propondré melodrama:

http://www.youtube.com/watch?v=PH4gJWCV-8U

La negación de Don Juan, a las fatuas pretensiones del comendador, que le solicita desdecirse, pueden significar en nuestro tema, la rebeldía con causa, que estimo procedente al tema de complicidad e infierno, sin más consideración ética.

http://www.elmundotoday.com/2010/07/el-85-de-los-jueces-espanoles-no-sabe-que-significa-con-la-venia-senoria/

http://www.eldigitalcastillalamancha.es/articulo_opinion.asp?idarticulo=128486&idfirma=&lugar=&ant=

http://www.teinteresa.es/educa/Solo-universidades-espanolas-mejores-mundo_0_756524951.html


http://www.muyinteresante.es/historia/articulo/el-ranking-de-los-paises-mas-corruptos-del-mundo




S.S.S, con sincera voluntad manifiesta,de errar en el pronóstico.

1 comentario:

  1. Magnífico tu artículo como siempre David, que diferencia habría entre poder poner remedio a las cosas y la de no querer hacerlo, la distancia entre una y la otra es abismal. Si se quiere poner remedio y hubiese obstáculos para ello, aún así tendríamos el deber de aunar esfuerzos para buscar las soluciones, pero mucho peor es cuando no se quiere y se lleva todo al precipicio.


    Hablas del Callar, si es verdad que hace al villano, pero otras veces, David, ¿ no será que es mejor callar, por razones que puedan ser duras para uno mismo?, y comento esto, ahora que se ha producido la muerte de D. Adolfo Suárez, Gran Señor y Presidente, humano donde los haya, valiente y generoso, ahora cuando es tarde viene las adulaciones falsas, y por supuesto el cariño de muchas otras personas que siempre se han acordado de él.


    ¿Qué razones puede llevar a una persona a callar dignamente también?, quizás esas razones pertenecen a la esfera íntima, porque no encontramos respuestas objetivas a un corazón generoso, o porque todo está tan putrefacto...todo que nos vemos solos y nuestros esfuerzos se van al sumidero.


    ¡Qué diferencia entre las Personas Vivas y las que parecen inertes!. Gracias por amenizar con ópera, porque es la música la que nos transmite muchos conocimientos, es lo más cercano a Dios, y cada uno que entienda Dios como quiera, porque es la Vida misma.


    La escena del Comendador es magistral, habrá muchas personas que tengan que arrepentirse, ¿podrán hacerlo o terminan en sus propias creencias?, ¿en qué parte del escenario se quedan, en la claridad o en la oscuridad? o ¿ somos cada uno de nosotros mismos sombra y luz y según la parte que prevalezca es la que determina nuestras acciones?.




    Todos venimos de un principio y nos llegará el final, pero el desenlace no creo que sea el mismo para todos.

    Coincido contigo, aunque espero equivocarme, remedio no se pondrá.


    Saludos. Teresa.

    ResponderEliminar