lunes, 31 de octubre de 2011

CICLO GASTRONÓMICO ANUAL: TODOS LOS SANTOS

La gastronomía recapitula, como otras actividades humanas, a lo largo del ciclo anual, costumbres ancestrales, así deviene garante de tradiciones y muestra, quizá de forma más esotérica que evidente, que el tiempo y los hombres se repiten interminablemente en sus deseos y búsquedas. Los ritos y símbolos más presentes en nuestra sociedad participan en gran parte de ancestros agrarios ligados a la fertilidad de la tierra y a sus propiciaciones. Cuando los días se acortan, cuando los árboles esconden sus hojas, el hombre teme el desafío de la oscuridad y , desafiando a la muerte,se prepara para el renacimiento…. Así, el consumo de semillas, castañas y frutos secos, o su equivalente simbólico,” panellets”-dulces de almendra parecidos a los mazapanes-, son formas de estigmatizar el terror que produce la muerte y una especie de exorcismo colectivo para el renacer. La tradición cristiana se superpone a la anterior haciendo solidaria la festividad de los fieles difuntos (Muerte-Resurrección) al ciclo estacional de otoño. La anglosajona tendencia al paganismo sincrético-cristiano de Hallowen, muestra una vez más la dualidad terror-sarcasmo, como Don Juan y la tradición del convidado de piedra conjugan, de idéntico modo festín y muerte, oscuridad y luz, destino y libertad….Bueno, en definitiva, que lo pasen Vds bien comiendo semillas de Esperanza, y que les sea propicio el tiempo otoñal. Y por último parafraseando libremente a Mozart y a Da Ponte…. … a todos los comendadores del mundo que yacéis bajo la estéril faz en marmóreas tumbas, os invito a cenar!!!!! . .

lunes, 17 de octubre de 2011

REFLEXIONES EN VOZ ALTA

Sigo mi labor de construcción y desarrollo de aparatos de Física clásica, esos que han servido para escribir gruesos tomos que a su vez han permitido el desarrollo de la Física tal y como la entendemos hoy... Decía alguien, que debajo del asfalto está la tierra de los antepasados, y también que lo que no es tradición es plagio. Yo me declaro seguidor de la tradición y me hago fuerte en el avance que surge de ella, me gusta el sabor del metal , el calor de la madera, y la pátina de las lacas. Mi experiencia con los muchachitos que me visitan, demuestra que el interés por un aparato es directamente proporcional a su estética. Si es bonito les gusta, y se interesan más que por la misma experiencia realizada de un modo más, digamos, cercano... La verdad es que creo que la Ciencia se explica bien a partir de su historia, y esta a partir de sus experimentos y artefactos. La sociedad moderna nos tiene tan saturados de imágenes y de ruidos, que la simplicidad de un dispositivo, que puede tocarse, palparse, que huele, que pesa y que brilla "de verdad" induce al interés por la ciencia a los niños. De ellos depende el futuro y para ellos es mi labor, que me está costando una inversión considerable en tiempo y recursos, sin obtener "una peseta" de beneficio. Son más de un centenar (largo) los dispositivos y artefactos que han salido de mi taller, explico esto, como prólogo y epílogo , tómese según venga. Creo que alguno de ellos aprenderá más ciencia en mi casa, de forma gratuita y sin toga, que en todas su vida académica básica, es lastimoso el nivel instructivo de los chicos que trato. De todos modos yo creo que he estado en el laboratorio del colegio 1 vez en los 8 años en que cursé la EGB. Lamentable, de juzgado de guardia, más cuando el colegio contaba con instalaciones adecuadas y materiales , como los equipos de E.N.O.S.A, heredados de los HHMM, que lo habían habitado...Además la cultura de mis docentes era , en general, muy sutil, así afirmaban..."Alejandro nació en Alejandría, Los cristales se maclan por presión en las escombreras, coleccionar minerales es una pérdida de tiempo..." Alguno de estos "maestros", sigue en activo, y se  jacta de ser profesional, la edad y el entendimiento me hacen ser comedido y no cito por nombres, aunque lo merecen. Había excepciones, que solían ser objeto de continua problemática con los otros, dudo mucho que alguno de los primeros conozca ni una p. máquina de las de ELECTRICALIA, casi todos eran maestros de nada. Así estamos. En fin transgresiones, cosas mías...